Sierra Nevada: enclave privilegiado

La Estación de Esquí y Montaña de Sierra Nevada goza de un enclave privilegiado en el que coexisten las figuras de protección de Parque Natural y Parque Nacional, enmarcadas en la figura del Espacio Natural. Supone una oportunidad única para avanzar en la consolidación de una concepción moderna en lo concerniente a la gestión de los espacios naturales, su conservación, planificación e implantación de políticas de ecodesarrollo que posibiliten una auténtica integración de los espacios protegidos con su contexto territorial y socioeconómico.

  • Parque Natural: Al sudoeste de España, en Andalucía Oriental, se extiende por 82.992 hectáreas, con 75.593 habitantes, de las provincias de Granada y Almería. Ofrece una insólita variedad de paisajes y climas, desde altas cumbres nevadas, hasta fértiles valles y frondosas vegas, que albergan la riqueza y diversidad botánica más importante de Europa, variedad de especies zoológicas, medio centenar de bellos pueblos y villas, una dos veces milenaria historia.... espacios para desarrollar una nueva relación de armonía entre el hombre y la naturaleza. No en vano, fue declarado Reserva de la Biosfera por el Programa Mab de la UNESCO en 1.986. Es además, Reserva Nacional de Caza desde 1.966.

    Es el macizo de mayor altitud de Europa Occidental tras los Alpes, con las cumbres más altas de la Península Ibérica (Mulhacén 3.481 M. y Veleta 3.398 M.). En sus faldas se abren frondosos valles surcados por numerosos ríos, arroyos y cascadas, y con sus laderas aterrazadas en bancales para muy diversos cultivos mediterráneos.

    Cuenta con la mayor concentración de endemismos botánicos de Europa y más de 1.700 especies de flora. Dentro de su demarcación se encuentra la Estación de Esquí y Montaña de Sierra Nevada, que solo ocupa el 2 % de su extensión.

  • Parque Nacional: El entorno de la Estación de Esquí pertenece al Parque Nacional de Sierra Nevada, declarado como tal en 1999 debido a la singularidad de su flora, fauna, valores geomorfológicos y la belleza de sus paisajes. Confluyen aquí los paisajes más sobresalientes y la naturaleza silvestre mejor conservada, consecuencia de una actividad humana respetuosa con los recursos naturales de la zona.
  • Los límites del Parque Nacional se sitúan por encima de la cota altitudinal de 2.000 metros y suponen un total de 86.208 hectáreas, repartidas entre las provincias de Granada y Almería. Dentro de este territorio de altas cumbres, la riqueza de endemismos manifiesta su máxima representación, tanto en especies, como en número de comunidades o individuos. De acuerdo con la zonificación  establecida en el Plan de Ordenación de Recursos Naturales, las áreas que abarca están calificadas como zonas de reserva, quedando excluidas de las mismas cualquier aprovechamiento productivo que ponga en peligro sus características y valores naturales y prevaleciendo en estos espacios los objetivos de conservación e interpretación de la naturaleza.